Cómo limpiar el exprimidor de naranjas – Guía paso a paso

Seguramente te encuentres en la tesitura de limpiar tu exprimidor de naranjas a menudo. Pues bien, eso ya no será un problema: Si sigues paso a paso los consejos y directrices marcadas a continuación no deberías tener ningún problema.

Se necesita:

  • Agua (caliente)
  • Jabón lavaplatos
  • Fregadero o esponja de cocina
  • Lavaplatos (opcional, recomendado)

Para un óptimo lavado intenta comprar un exprimidor desmontable o en su defecto que sea fácil de acceder en su interior.

zumo de naranja

Sería recomendable no dejar pasar mucho tiempo entre el exprimido y el lavado porque a la larga el ácido del cítrico malmete el plástico del exprimidor y lo emblanquece. Además que cuando más tiempo se deje la pulpa en el exprimidor más enganchada estará y más tendrás que rascar con el fregadero. Si esta práctica se repite habitualmente muy probablemente acabe cogiendo un leve tono naranja que no es ni mucho menos deseable.

Lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  • Tirar la pulpa (en un cubo para reciclar comida).
  • Pasar un chorro de agua caliente para sacar los trozos de pulpa que aún se encuentran en su interior. Pon especial énfasis en la obertura por donde sale el zumo y ve con cuidado al limpiar la silicona del sistema antigoteo.
  • Enjabonar el exprimidor y si es preciso rascar con el fregadero. Posteriormente aclarar.
  • Si tienes lavavajillas te puedes saltar el paso anterior y meter las partes que puedan ser lavadas dentro. Si quieres asegurarte puedes hacer los 4 pasos, pero si no tienes lavavajillas no te preocupes, con los 3 primeros hay de sobra.

Información gracias a:

Deja un comentario